No todo va a ser Patch (bis)

Hace unos cuantos años..... seguro que en el 2011, porque todo se paró en ese año curiosamente. Estaba en el pueblo de mi abuela Nevadita, algunos lugareños y "veraneantes" se estaban deshaciendo de muebles viejos que ya no querían. Yo soy bastante reacia a deshacerme de cosas antiguas, cosas que pertenecieron a personas que ya no están con nosotros, con las que no podemos hablar mas que en nuestros sueños.

El caso es que entre esos muebles viejos había unos cajones que habían formado parte de un armario, a mi me gustaron, perfectos para una cajonera donde meter mis telas, hilos etc..... La dueña que los había dejado en el lugar indicado para que vinieran a recoger los trastos viejos, me dijo - Si te gustan cógelos- y eso hice.   

El montaje no fue fácil , yo no tenía ni idea, después de pasar por varias manos, y bastantes promesas en el aire, conseguí que un amigo me la montara. Juro que si volviera a nacer, bueno todavía estoy a tiempo y no lo descarto (no lo de volver a nacer, claro jajajaja), estudiaría carpintería, albañilería, fontanería etc... lo práctico vamos. Con lo poco que me gusta a mi pedir favores.... .

Una vez montada la cajonera era mi turno para adaptarla a lo que yo había imaginado. En un principio iba destinada a quedarse en la casa del pueblo, pero ya no voy tanto, así que decidí  que se convirtiera en una pieza de decoración de mi casa. 


Desde el principio mis animales estuvieron inspeccionando el trabajo, unos  de cerca, otros de lejos, Frodo y la Nena son agentes del control de calidad, y Txapel que no le veis está tumbado en su cama debajo de la mesa.


Decidí que tuviera un efecto decapado, así que como la madera era muy clara, la pinté primero de un color oscuro y luego la dí varias capas de blanco. 


falta todavía darle una capa de betún de judea para envejecerla un poco, pero me ha sido imposible encontrar aquí, antes las podías adquirir en cualquier droguería, ahora ya no existen esas tiendas; intentaré buscar en tiendas de manualidades en septiembre, cuando todo vuelva a la normalidad. Y por supuesto llenarlo de telitas.


No creáis que Benito no ha trabajado, mirad como se ha quedado de cansado.
Os veo la próxima semana.

Happy no-patchwork Quilting

Sí, verdulera y a mucha honra :-)

Por fin me puse manos a la obra y terminé el top del Sal de Verduras. Intento recordar en que año lo empecé, pero imposible, la memoria no es mi aliada en esta ocasión.

Lo encontré Sal de verduras

He cambiado alguna de las cosas del original, porque no me cuadraban del todo; además he dejado un recuadro naranja en vez de poner otra mazorca para ponerle una inscripción, tal vez para escribir un poema de Emily Dickinson titulado  Nature 

Nature" is what we see—

The Hill—the Afternoon—
Squirrel—Eclipse— the Bumble bee—

Nay—Nature is Heaven—
Nature is what we hear—
The Bobolink—the Sea—
Thunder—the Cricket—
Nay—Nature is Harmony—
     Nature is what we know—
        Yet have no art to say—


                                    So impotent Our Wisdom is
                                                                                                                        To her Simplicity. 
Naturaleza en castellano



pequeños detalles de botones comprados en EEUU hace ufff..... otra vez la memoria.


 


Ahora solo me falta ponerle un poco de guata y a acolchar, pero eso tendrá que esperar porque todavía tengo mi civil war esperándome, y la verdad que con este verano tropical que tenemos en Euskadi, creo que lo podré terminar antes del Otoño.  Os doy un gran abrazo y os dejo unas fotos de mi verano en Euskadi. 


  Un cormorán (ubarroi en Euskera) que me espera en mis paseos matutinos


 Los maravillosos atardeceres de Julio y Agosto, con el Serantes al fondo

Falta uno que está encima de mis telas. Frida y Benito, amor gatuno


Bueno solo espero que volváis en Septiembre con ideas, proyectos y energías renovadas. Yo aquí os espero.

Happy Vegetables Quilting

Zorionak to me & Benito

Estamos de celebraciones a tope, el 7 de Julio fue el cumpleaños de mi Benito, y le regalé una campana de Caperucita, como veis en la foto. Hoy es mi cumple y él me regalado recuperarse poco a poco. Ay mi Caperucito, que haría yo sin él, ha cumplido 10 añitos pero todos los males le atacan, yo sigo cuidándolo y queriéndole, a pesar de que me vuelve loca. Me asombra la fortaleza que tiene. Es un gato muy especial, las veterinarias están enamoradas de él, porque la verdad se deja hacer de todo y no protesta.

Comiendo con unas amigas hace poco hablamos de lo rápido que parece que pasa el tiempo, cuando se pasa de cierta edad...... Yo hoy cumplo 45 años y me parece mentira :-); bueno hace 11 años que comparto pedacitos de mi en este blog, y eso también es bastante increible ¿no? que joven era jajajajaja.



Es curioso como juega la mente con nosotros. Los años, los días, las horas, los minutos, los segundos se pasan volando, y otras veces sin embargo ese mismo tiempo se hace eterno. Al haber tenido a Benito malito, he descuidado mi cita con vosotr@s y la verdad he tenido un poco de sequia costurera, se podría decir, o tal vez hay sido porque me embarque en terminar  un UFO un poco "puñetero". 



Hace muchísimos años, cuando la familia de blogueras de patchwork eramos una gran familia, una bloguera, creo que sudamericana, nos propuso hacer un sal de verduras, nos iba mandando tareas semanales, o quincenales y nosotras las íbamos cumpliendo. Yo como siempre, me debí perder en el camino. Las piezas que yo había terminado las metí en un folder y las guardé en una de mis cajas de pandora. Cuando descubrí el proyecto de nuevo, me pareció una tarea rápida para descansar de mi acolchado. Nada mas lejos de la realidad, tanta piecita pequeña, tantos cuadros desiguales..... pero esta vez no me rindo hasta que lo acabe; y poco a poco con la ayuda de mi Benito voy uniendo piezas.


También tengo a Txapel, que me hace tareas de guardaespaldas, ¡no sabéis a que precio se cotizan estas verduras!: zanahorias, cebollas, tomates y alguna que otra fruta como la rica sandía, propia de esta época. 

Y poco a poco voy uniendo las piezas, con paciencia, sobre todo con mucha paciencia, a ratitos perdidos y cuando no estoy liada con otros menesteres. Espero poder mostraros pronto el resultado final, que creo que va a ser espectacular. Ya tengo en mente donde poner estas verduritas.




No sé si os había dicho que también me gusta la fotografía, os dejo unas fotos de la Universidad de Deusto, que he sacado en estos días.

















Me despido de vosotr@s hasta el próximo Sábado

Happy Birthday Quilting

Camisetas, T-shirts, Kamisetak

Sigue lloviendo en Bilbao, y hoy tocaba customizar unas camisetas para cuando salga el sol; que espero que sea pronto. 


La ilustradora escocesa Suzanne Woolcott ha creado las famosas muñecas Gorjuss. Con ellas ha hecho de todo, libretas, carpetas, bolsos…y yo compré una pegatina y me he hecho la camiseta que os muestro aquí.


La camiseta es de algodón principalmente y me costó unos 3 euros, y la pegatina que encontré en una tienda de todo a cien unos 2 euros.




Compré otra  camiseta en verde, no he sido capaz de hacer el festón a máquina, tendré que probar con ángulos rectos primero y con algún bloque que sea mas fácil de manejar; porque con la camiseta al no poner tela estabilizadora por detrás es difícil que no quede alguna arruga. Las flores son del panel de  las matrioskas que compre en el BEC este año. Así que esta también me ha salido por unos 5 euros.

Mañana parece que saldrá el sol, ¿cuál me pongo?
Nos vemos el próximo Sabado, si no antes.




Happy T-shirt Quilting

No todo va a ser Patchwork....

Por fin estamos en Verano, o ¿seguimos en Primavera? Este año he sentido eso que se llama "limpieza de primavera", tampoco os asustéis, no me duró mucho; pero los calores hicieron que no pudiera acolchar, eso y que con tanta limpieza, tuve algún que otro percance sin importancia. Pero la verdad, en esta casa todavía hay mucho que hacer y una de esas cosas era dar un aire nuevo a mi habitación. Por fin encontré un tornillo para montar esta lampara estilo Tiffany que me había hecho mi madre, la pareja ya llevaba montada hace años, pero esta tulipa se me había resistido.

El calor me ha tenido confinada en casa, con las persianas bajadas, y solo pudiendo respirar de noche. Entonces para entretenerme volví a lamentarme de tener un cabecero que no me gustaba; pero esta vez decidí hacer algo al respecto; después de 17 años ya iba siendo hora ¿no? Había comprado pintura para terminar otro proyecto inacabado y decidí utilizarla. Así que durante unos días de este final de primavera tropical, los ratitos libres que tenía los dedicaba a customizar ese cabecero que llevaba años quería cambiar. También pinté y empecé a dar forma a una especie de caja gallinero, que iba a ser un especiero, y que terminó siendo un almacén de canillas, dedales y etc...Un proyecto, que no era un UFO mio, pero que me he alegrado de poder terminar. Aunque todavía le faltan unos retoques y un lugar para ser colgado; pero es que empezó a refrescar y tuve que aprovechar para acolchar.


He utilizado una de los "scentils"(plantillas) de Patchwork. ¿Qué os parece? A Frida parece que le gusta. La verdad le gusta más cuando pinto y limpio, que cuando acolcho, de hecho insiste en usar las colchas antes de que las termine. Paciencia ya solo me quedan "20 bloques", aunque ayer pensé que eran la mitad. Pero fuera el desánimo, antes de mi cumple, que será en menos de un mes, la finiquito.


Hace algunos años, una prima compró una especie de gallinero en America, yo me enamoré y quise uno igual, yo sé pintar, coser.... pero lo de la construcción no es lo mio, tendré que apender :-)
Yo solo lo he decorado, con esas cositas que guardo por si algún día las utilizo: una campana de la libertad de un llavero comprado en Philadelphia, un botón que alguien me regaló, un muñequito gracioso que vino en algún regalo.....


Mi gallinero se empieza a llenar



                                               Benito y Frida siguiendo de cerca mi labor


(bosque de Oma)

Os veo la semana que viene y os cuento avances, de mientras un besito, o dos mejor

Happy Week Quilting


Let it go

Había llegado el momento de dejar marchar a otro de mis UFOS, pero quería que fuera el momento adecuado. Mi estrella cojín, aquella que empecé el segundo año que tuve la suerte de dar clases en los talleres de Bilbao. Elegí unos colores alegres, yo no soy mucho de verde, pero me parecía que iba a ser un proyecto resultón y tenía que enganchar a mis nuevas y viejas alumnas. Todas  fueron acabando sus estrellas cojín, incluso recuerdo que algunas hicieron mas de una; pero la mía como siempre quedó relegada a la caja de los UFOs.

No tenía ningún motivo para terminarla, porque ya había servido para el propósito para el que había sido creada; pero luego pensé que sería un regalo bonito para alguien que era especial en un momento de mi vida que estaba siendo muy duro; hasta hice una funda a juego para una mecedora de esa persona. 





Las cosas se fueron complicando y quedó abandonada, otra vez, a falta de dar las últimas puntadas. Pero hoy me desperté prontito y decidí dar esas últimas puntadas y  la dejé marchar con su nuevo dueño. A veces es difícil dejar marchar, pero ir ligera de equipaje nos ayuda a volar mas alto. 



Ay que bonito es el verde y la primavera


Happy  Green Quilting

Urioste II

Aquí os muestro alguna de las fotos que se me habían quedado en el tintero como este maravilloso quilt de gallinitas y gallo mostrándonos donde estaba el Norte y donde teníamos que buscar mas quilts.

Después llegamos a la plaza  y allí nos esperaban algunos danzantes y expositores con trabajos y telas preciosas; y una pequeña carpa donde nos pusimos a coser como locas el proyecto en común que luego se sortearía y tocaría a alguna afortunada.


Allí entre puntada y puntada nos íbamos contando un poco cómo habíamos llegado al patchwork y cual era las técnicas que más nos gustaban.   





Algunas venían preparadas para mostrar sus pequeños proyectos, como Mertxe, que nos muestra ésta alfombrilla de baño. 

Me encantó compartir este maravilloso día con unas locas del patchwork, unas horas en nuestro pequeño mundo, en el que los problemas no existen, en las que lo único de lo que se habla es del tamaño de las puntadas, y de la combinación de colores. Horas de risas que tardaré en olvidar.

Muchas gracias a todas. Nos volveremos a encontrar seguro,









Happy Street Quilting

Baby quilt



Una rápida visita al blog para enseñaros otro UFO terminado.

Decir que estoy contenta con el resultado sería poco, los ingleses dirían que están "thrilled" "elated" "delighted", vamos que estoy chocha de contenta; si, si lo sé suena mejor en inglés.

Os cuento un poco la historia de este quilt, que sino me falla mi memoria empecé hace unos 6 años mas o menos, con la idea de regalárselo a un niño; estaba en León y fuí a una tienda de patchwork, y la verdad no había mucho donde elegir, así que me conformé con la tela de los ositos, mis otras colchas han sido un poco mas modernas, menos pastelosas. El caso es que me pasaron muchas cosas, la vida entre ellas, y aquel proyecto para un bebe quedó en el olvido y en una de mis famosas cajas.

Hace unos dos años más o menos, lo volví a intentar, pero la cosa tampoco cuajo; no por el que iba a recibir la colcha, que es uno de los niños mas bonitos que conozco, sino porque yo no estaba del todo recuperada como para coger la aguja asiduamente. Avancé bastante en el acolchado, digamos que tenia un cuarto mas o menos, pero nada mas.




Hace una semana, hablé con un amigo, y me comentó que había tenido una sobrina; yo conocía a la pareja y sabía por lo que habían pasado para tener finalmente a su hija; así que pensé que esta colcha sería perfecta para ellos. El problema era que yo la había customizado para que fuera más de chico; aunque debo reconocer que yo no soy de niños de azul y niñas de rosa, sobre todo porque a mi ese color no me gusta para nada (creo que es rebeldía), pero bueno, hay que pensar en el destinatario del regalo ¿no? e intuía que ellos si lo eran. Así que poco a poco fue dando forma en mi cabeza la idea de "girlizar" esa colcha. Hay mucha gente que le gusta planear hasta el último detalle de una colcha antes de ponerse a la labor; yo debo decir que en eso también soy desorganizada y voy creando las colchas poco a poco, con alguna idea general pero nada más; es como si la colcha poco a poco me hablara y me dijera como debo continuarla; la verdad es que estoy muy contenta del resultado, y sobre todo de que otro UFO más haya encontrado un hogar.ç

Detalle de acolchado a mano


Happy Quilting Happy Baby


Urioste paraíso de Patchwork I


Sobre las 11 y media llegué a Urioste, en un sábado que había amanecido completamente gris, con muy poca esperanza de ver algún patchwork colgado de los balcones; pero estaba totalmente equivocada, porque ya me estaban esperando unas cuantas colchas colgadas.

Me dirigí a la plaza y por el camino me encontré con alguna compañera de patchwork, y nos encaminamos juntas sacando fotos y emocionadas de ver nuestra colchas colgadas, señalándolas y diciendo "Mira esa es la mia". Me emocionó ver mis hexágonos colgados en un lugar privilegiado, y enseguida le pedí a una de mis compañeras que me sacara orgullosa  una foto con ella.






Mis compañeras se fueron a tomar un café y yo me quedé hablando con Inés que había venido con sus maravillosos acolchados; hasta nos invitaron a bailar un rato junto a los txistulares y el grupo de dantza que anima el evento, y después a seguir sacando fotos que parecía que el tiempo nos acompañaba.
(2 premio para la colcha 33. espectaculares los acolchados a máquina de Inés, a ver si me enseña     algún día)



                                          La colcha de la derecha 1er premio del público " La Dalia" de Marga de                                                  Sestao.(Acolchado a máquina) La que está al lado de Esther

La Africana de Bego ( acolchado espectacular a máquina), la hermana de Esther . Me lo pasé genial escuchando sus historias y hablando tanto que me quedé afónica.


El Mystery quilt de Arantxa, una compañera de clase que no sabía que también era aficionada, y que me encontré por casualidad. Me encanta

Urioste es un barrio precioso de Ortuella, y los balcones con los quilts lucían maravillosamente preciosos

La lluvia hizo que nos tuviéramos que refugiar en los locales del ayuntamiento a coser. Después de comer una deliciosa paella, sacamos los bártulos y a seguir cosiendo.

Mañana la segunda parte que me quedan muchas fotos en el tintero todavía.

Happy rainy Quilting