Un respiro


Con mis amigas en Bruselas, ellas no quieren salir en las fotos que son muy tímidas. No ví nada de patchwork, aunque seguro que lo habia pero los tapices eran preciosos, y tambien habia mucho encaje de bolillo, y chocolate, y mejillones. Han sido unas mini vacaciones pero nos han cundido. Espero desestresarme un poco y con las nuevas ideas que traigo sorprenderos pronto. Ya veremos si tengo ganas; de momento os dejo unas fotitos.

Happy Quilting


2 comentarios:

corapensa dijo...

!Y que timo el niño,jeje! que pequeñito,jeje,veo que disfrutas de la vida,enhorabuena

Nanny en Bilbao dijo...

Parece una ciudad preciosa, preciosa.
Bss