Baby quilt



Una rápida visita al blog para enseñaros otro UFO terminado.

Decir que estoy contenta con el resultado sería poco, los ingleses dirían que están "thrilled" "elated" "delighted", vamos que estoy chocha de contenta; si, si lo sé suena mejor en inglés.

Os cuento un poco la historia de este quilt, que sino me falla mi memoria empecé hace unos 6 años mas o menos, con la idea de regalárselo a un niño; estaba en León y fuí a una tienda de patchwork, y la verdad no había mucho donde elegir, así que me conformé con la tela de los ositos, mis otras colchas han sido un poco mas modernas, menos pastelosas. El caso es que me pasaron muchas cosas, la vida entre ellas, y aquel proyecto para un bebe quedó en el olvido y en una de mis famosas cajas.

Hace unos dos años más o menos, lo volví a intentar, pero la cosa tampoco cuajo; no por el que iba a recibir la colcha, que es uno de los niños mas bonitos que conozco, sino porque yo no estaba del todo recuperada como para coger la aguja asiduamente. Avancé bastante en el acolchado, digamos que tenia un cuarto mas o menos, pero nada mas.




Hace una semana, hablé con un amigo, y me comentó que había tenido una sobrina; yo conocía a la pareja y sabía por lo que habían pasado para tener finalmente a su hija; así que pensé que esta colcha sería perfecta para ellos. El problema era que yo la había customizado para que fuera más de chico; aunque debo reconocer que yo no soy de niños de azul y niñas de rosa, sobre todo porque a mi ese color no me gusta para nada (creo que es rebeldía), pero bueno, hay que pensar en el destinatario del regalo ¿no? e intuía que ellos si lo eran. Así que poco a poco fue dando forma en mi cabeza la idea de "girlizar" esa colcha. Hay mucha gente que le gusta planear hasta el último detalle de una colcha antes de ponerse a la labor; yo debo decir que en eso también soy desorganizada y voy creando las colchas poco a poco, con alguna idea general pero nada más; es como si la colcha poco a poco me hablara y me dijera como debo continuarla; la verdad es que estoy muy contenta del resultado, y sobre todo de que otro UFO más haya encontrado un hogar.ç

Detalle de acolchado a mano


Happy Quilting Happy Baby


9 comentarios:

Iherba dijo...

Hola María, que bien que hayas terminado esa colcha de bebé que durante tiempo has tenido guardado en el cajón. Creo que has conseguido que sea unisex y los papis de la nena estarán encantados con tu regalo. Es cierto que cuando tenemos algo guardado y lo vamos haciendo en fases, cuando lo terminamos tenemos una sensación que es difícil de calificar, pero es muy agradable. Un beso

Rakel Izquierdo Ibarrondo dijo...

Oleeee tú ❤️❤️❤️❤️

Esther dijo...

Un amor de colchita María, lo pasteloso también he de tener su lugar en nuestras vidas y más tratándose de bebecitas tan deseados cómo parece haberlo sido la destinataria de tu mantita. Y sí, es girly total. Me pregunto cuantos UFOS desconocidos hasta para ti esperan un hogar en esas cajas que parecen no tener fin. Ah!!! y espero con impaciencia el final del Civil (pero qué pesada soy jejeje). Un fuerte abrazo

Maria dijo...

Si yo creo que vale para cualquier bebe. Estoy deseando que la vean y que Irati la disfute

Maria dijo...

Las quilters y nuestros UFOS...creo que tengo algún post sobre eso yen los blogs se solían hacer listas a principios de año para darnos animos unas a otras.
Ayer acolché otro bloque jiji

Maria dijo...

Pues anda que tú con esos maravillosos delantales?
Un beso

Maria dijo...

Gracias ������

Patri Andres dijo...

María muchisimas gracias me a encantado es un regalazo el esfuerzo y el amor que has puesto, nuestra princesa la disfrutara mucho tiempo haber si coincidimos un día y conoces a Irati que como bien has comentado se a hecho derrogar pero ya esta con nosotros un besazo enorme y muchísimas gracias ������

Maria dijo...

Gracias a ti Patri, ha sido un placer y me ha hecho mucha ilusión terminarla para ella; Un beso enorme para los tres y a disfutar de Irati, por fin una chica en la familia jiji.
Me encantaría conocerla. Seguro que algún día coincidimos.
Achuchones mil para la enana